maribelsánchezmartínez9@gmail.com

miércoles, 23 de abril de 2014

LAS DIOSAS TAURO, EN EGIPTO.

LA DIOSA NUT Y HATHOR.




Nut era la madre de todos los cuerpos celestes, que, día a día entraban por su boca y salían por su útero. Ella era el cielo, su risa el trueno y sus lágrimas, la lluvia. Sus cuatro extremidades tocaban el suelo y su cuerpo era la bóveda celeste. Estaba asociada a la resurrección porque todos los difuntos se convertían en estrellas al transitar por su cuerpo. Ella los protegía en el viaje hacia el más allá; los alimentaba, los nutría. Lo que comían y bebían lo producía el sicomoro, un ficus que crece en Africa, o una higuera.
Era la hermana y la esposa de Geb, La Tierra, de quien fue separada violentamente por su padre Shu, El Aire, quien no aprobaba esta unión. Es habitual encontrarla en la parte interior de la tapa de los sarcófagos.


Era una deidad bovina, la vaca sagrada, identificada con el cielo y el firmamento. El cielo figuraba en su vientre, distintas estrellas decoraban su cuerpo, simbolizando las aguas caidas de los cielos. Los astros permitían al egipcio conocer el tiempo, las horas y eran su guía en el desierto. Ra, el Sol viajaba por el cuerpo de Nut y era concebido como un becerro. Nut era su madre vaca, Mehet- Urt.
Hathor, unía también el firmamento a las astas, conteniendo características similares a Nut, aunque ésta destacó por ser la madre de Osiris, era la protectora del ganado, de las artes, de la fertilidad, de la alegría, de la música, del baile, de la sensualidad. Era difícil distinguirla de Isis, ya que ambas lucen los " pitones de la luz astral".




Su templo está en Dendera.




La diosa Hathor, se la identifica luciendo el collar Menat y el Sistro. El collar tenía un contrapeso y era más que un ornamento de belleza, era un símbolo mágico.Con este collar transmitía su poder, alude a la fecundidad, la gestación, el nacimiento y la maternidad, implicando connotaciones eróticas.

Los Sistros eran una especie de sonajeros que se agitan; son instrumentos musicales. En el collar, el contrapeso es el mango. Parece ser que el tintineo del collar con el sonido producido por el Sistro era fundamental en Ceremonias y Rituales. Purificaban y ahuyentaban las energías negativas; este sonido aplacaba la fiereza de las divinidades cuando se transformaban; en el caso de Hathor, se transformaba en una entidad temible. En la imagen de arriba, se le ve a Hathor con el faraón Seti, simbolizando la entrega del Menat y el contacto con el mismo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario