maribelsánchezmartínez9@gmail.com

martes, 17 de diciembre de 2013

HERACLES-HÉRCULES.

La piadosa Alcmena, hija de Electrión se niega a yacer con Anfitrión hasta que éste vengase la muerte de sus ocho hermanos. Anfitrión partió con un ejército con ese propósito y Zeus, aprovechando su ausencia, tomó su figura y, asegurando a Alcmena que sus hermanos estaban vengados, yació con ella una noche, una noche de treinta y seis horas.

 La procreación de un paladín tan grande como el que se proponía engendrar Zeus no se podía realizar apresuradamente. Entonces, Hermes, por orden de Zeus, mandó a Helio que apagase los fuegos solares y a las Horas que desunciesen su tiro y se quedasen al día siguiente en casa. Helio obedeció, rezongando con el recuerdo de los buenos tiempos pasados, cuando el día era día y la noche era noche; y cuando Crono, el entonces dios omnipotente, no abandonaba a su esposa legal para irse de aventuras amorosas.

 Hermes ordenó luego a la Luna que siguiese lentamente su órbita, y al Sueño que amodorrase a la humanidad, de tal modo que nadie se diera cuenta de lo que sucedía. Alcmena, completamente engañada, escuchó el relato de Zeus sobre su victoria en la batalla y holgó inocentemente con el que creía su marido. 

Nueve meses después, Zeus se jactó de que había engendrado un hijo, que estaba a punto de nacer y que se llamaba Heracles, que significa " Gloria de Hera" y gobernaría la noble casa de Perseo.

 Hera, la esposa de Zeus le hizo prometer a Zeus que si a la casa de Perseo le nacía algún príncipe antes de anochecer sería Rey Supremo, y así fue. Hera, fue a Micenas y adelantó el parto de la madre de Euristeo, que nació sietemesino y corrió a Tebas, se sentó con las piernas cruzadas ante la puerta de Alcmena, con las ropas atadas en nudos y los dedos fuertemente entrelazados y así demoró el nacimiento de Heracles.

Cuando Hera volvió al Olimpo y se jactó tranquilamente de haber conseguido mantener a Ilitia, diosa del parto, alejada de la puerta de Alcmena, Zeus fue presa de una gran ira. Aunque Zeus no podía violar su juramenteo y permitir que Heracles gobernase la  casa de Perseo, convenció a Hera para que accediese a que, después de realizar cualesquiera doce trabajos que le señalara Euristeo, su hijo se convirtiese en un dios.









No hay comentarios:

Publicar un comentario