maribelsánchezmartínez9@gmail.com

martes, 3 de junio de 2014

EL SIGNO DE CÁNCER, EL CANGREJO..

LA ENERGÍA DEL CANGREJO Y SUS CARACTERÍSTICAS




Cáncer es un signo de agua, es negativo y femenino, vive en el mundo de las emociones y es frío. Su regente es la Luna y solo rige en este signo. Es un signo cardinal y tiene una fuerza muy grande, aunque no lo aparenta, por su sensibilidad, dulzura y amabilidad. Es de carácter húmedo, necesita el encuentro con los demás. Aquí hay una gran contradicción y con ello vivirá Cáncer.
Los cangrejos son crustáceos. No tienen columna vertebral ni esqueleto, tienen caparazón, el esqueleto externo ( exoesqueleto); algunos, como el cangrejo ermitaño no tienen caparazón, por eso buscan una caracola vacía y hacen de ella su morada. A medida que va creciendo, abandona la concha y busca otra.
Es una de las grandes características de esta energía, es hipersensible, es vulnerable, por lo tanto necesita de otra energía que le sirva de protección.
Los estados de ánimo de Cáncer se sincronizan con la Luna y sus fases pero como son rotativas y fijas,son predecibles. A esta energía se la hiere fácilmente y entra en una profunda depresión. Sus lágrimas emanan desde lo más profundo del corazón y al entrar en contacto con esta energía, te pueden arrastrar al abismo.
La gran ventaja es que esta energía cambia de forma, como las fases de la Luna y llegarán los días de expansión y jovialidad, más por la noche que por el día, dando rienda suelta a su faceta más divertida y positiva.
Otra de las características del cangrejo es su tenacidad, su empeño cuando quiere conseguir algo y su manera de conseguirlo. Cuando le echa el ojo a algo, no irá directo a por la presa. Dará pasos hacia atrás, andará de un lado para otro, lo analizará, estudiará su comportamiento y cuando haya obtenido toda la información, todas las medidas, se lanzará sobre el objeto y con sus tenazas lo atrapará; una vez atrapado, no lo soltará, porque está dispuesto a perder las tenazas. Menos mal que le vuelven a crecer. Esta es su fuerza de Cáncer.
 

Cáncer estudia todas las cosas, sobre todo a las personas, quiere saberlo todo sobre ellas, necesita tener en cuenta todos los factores antes de actuar, eso sí, difícil para los demás conocer los suyos.
Nos encontramos la energía del niño que quiere saberlo todo, quiere saber la verdad y pregunta el por qué.
Si quieres comprender alguna situación, debes entender la percepción de la vida del otro, incluso habitar en su caparazón, como el cangrejo ermitaño.
Cáncer no es una energía que se imponga, no juzga;  quiere entender para comprender y ayudar, eso sí, si antes hay otro que se lanza impulsivamente;  mejor!.
Cuando se le hiere, el silencio es su respuesta, buscando el retiro y la soledad.
Las personas tienden a confiarle sus secretos, hay mucha compasión en su naturaleza, puede llegar a conocerlos sin que medien palabras, se impregna de los sentimientos ajenos; por eso necesita aislarse de vez en cuando, para reponerse y recuperar nuevamente su energía. Cuando se sienten amenazados, se protegen en su nido, su casa, en el amor de sus seres queridos.
Los cangrejos son bentónicos, es decir, viven vagando sobre el fondo, andan sobre el fondo del mar, no son nadadores, sus pinzas le sirven para cavar su refugio, para manipular los alimentos, para la disputa territorial y para el cortejo. Curioso es el cangrejo violinista, con una tenaza más grande que la otra y que parece que cuando corteja a la hembra, toque el violín.
El cangrejo vive entre el agua y la tierra. Los hay en el mar y en los ríos.  Hay cangrejos omnívoros tropicales, que son de tierra y migran al mar apareándose por el camino, liberando allí sus larvas. Estos cangrejos son ermitaños y tienen cámaras con branquias que actúan como pulmones.
Los cangrejos de mayor tamaño son omnívoros, carroñeros y depredadores.
Los días de lluvia se quedan resguardados en su casa.
La energía de Cáncer es fría, no es impulsiva, no tiene espíritu de lucha, no es una energía de calor, esto no quiere decir que no le guste el liderazgo, que le gusta y mucho, pero nadie detecta esa voluntad, la tiene muy escondida. Aunque no veamos por la noche a la Luna, no quiere decir que no esté, porque está.
Con la energía del Sol, todo está claro, todo lo vemos, pero por la noche, todo se confunde. La noche es para pensar, para dormir, para soñar, para contar historias de nuestros antepasados, recogidos en el calor del hogar, de la familia. Coleccionar fotos, antigüedades, la memoria de nuestros ancestros, recordar dulcemente de donde venimos, con calidez, con amor a todo lo nuestro, porque para conocerte a ti mismo, debes recordar de donde vienes y cuáles son tus raíces. Al conocer la verdad, puedes liberarte de ataduras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario