maribelsánchezmartínez9@gmail.com

lunes, 7 de julio de 2014

DÉMETER Y PERSÉFONE.

DÉMETER ERA UNO DE LOS 12 DIOSES DEL OLIMPO



La diosa Démeter era hija de Cronos y Rea; hermana de Zeus, Hades y Poseidón.
El culto de Démeter conllevaba temas como la muerte, el crecimiento y la resurrección, como un misterio. Los Misterios de Eleusis se celebraban cada año entre septiembre y Octubre, representándose el mito de Démeter y su hija Perséfone. Eléusis se encuentra 20 Kms de Atenas. Este ha sido el culto más importante que se celebra en honor a la Madre Tierra.

Démeter tenía sus sacerdotisas, que se dedicaban a iniciar a las muchachas y muchachos en los secretos del lecho, aunque Démeter no tenía esposo. Cuando era joven y alegre tuvo a Perséfone. También tuvo a Pluto con el Titán Yasio, que al enterarse Zeus de que mantenía relación con Démeter, lo partió lanzándole un rayo.
Démeter era benévola, pero un hecho que cometió Erisictón, la obligó a tratarlo duramente. Al frente de veinte compañeros, Erisictrón se atrevió a invadir un bosque que los pelasgos habían plantado en honor a Démeter  y comenzó a derribar los árboles sagrados para obtener madera para su nueva sala de banquetes. Entonces Démeter asumió la forma de Nicipe, sacertotisa del bosque, y ordenó suavemente a Erisictón que desistiera. Él  la amenazó con su hacha y entonces se reveló ella con todo su esplendor y le condenó a sufrir un hambre perpetuo; por mucho que comiera nunca se saciaba. Cuanto más comía, más hambriento se sentía, incluso adelgazaba. Sus padres, que ayudaban a su alimento, dejaron de hacerlo porque ya no podían. Entonces, se convirtió en un mendigo callejero que comía inmundicias. Cuentan que terminó comiéndose a si mismo.


kevin Mc Lean.


Pero, cuando la alegría de Démeter terminó fue cuando Perséfone, le fue arrebatada. Hades se enamoró de ella y fue a pedir permiso a Zeus para casarse con ella. Zeus temía ofender a su hermano mayor y no le dió una negativa categórica, pero sabía que Démeter no le perdonaría si Perséfone era enviada al Tártaro con Hades. Entonces le contestó a su hermano que no le daría una contestación ni afirmativa ni negativa. Ésto animó a Hades a raptarla mientras ella recogía flores en una pradera. Démeter busco sin descanso a Perséfone durante nueve días y nueve noches, sin comer, sin beber, llamándola durante todo el tiempo. La única información que recibió fue de la vieja Luna, quien a primera hora de la mañana escuchó gritar a Perséfone, pero al correr en su ayuda no encontró rastro alguno de ella. 
Triptólemo le dio otro dato y fue que, mientras se encontraba cuidando de su ganado, vio como se abría la tierra  y apareció un carro tirado por caballos negros y se hundió en la grieta. No reconoció al conductor del carro, pero con su brazo derecho abrazaba fuertemente a una muchacha que gritaba.
Provista de este testimonio, Démeter llamó a la vieja Luna y fueron juntas a ver a Helio ( el dios Solar), el que todo lo ve, obligándole a admitir que había sido Hades el que raptó a la muchacha.


Démeter estaba tan enojada, que en vez de volver al Olimpo, siguió recorriendo la Tierra impidiendo que los árboles dieran fruto y que crecieran las hierbas, hasta que la raza de los hombres estuvo a punto de extinguirse. A Zeus, la verguenza no le permitía visitar a Démeter y le envió un mensaje por medio de Iris, que ella no quiso escuchar, luego le envió una delegación de dioses olímpicos, rogándole que aceptara la voluntad de conciliación de Zeus, pero ella no accedió a volver al Olimpo.
A Zeus, solo le quedaba mandar con Hermes un mensaje para Hades ( dios del Inframundo) para que liberara a Perséfone y otro a Démeter diciéndole que podría volver a tener a su hija si no hubiese comido del fruto de los muertos, la granada.
Perséfone se había negado a comer desde su rapto y Hades, disimulando su vejación le dijo : Hija mía, pareces sentirte desdichada aquí y tu madre llora por tí. Por lo tanto he decidido enviarte a tu hogar. Entonces, dejó de llorar y subió al carro, pero el jardinero de Hades que le acompañaba en el carro dijo que él diría que ella si que había comido semillas de granada y que el lo había visto.
En Eleusis, Démeter abrazó a su hija Perséfone, pero al enterarse de la granada, dijo que no volvería al Olimpo y que la tierra seguiría sin dar frutos. Interviniendo Rea, se llegó finalmente a una transacción, Perséfone permanecería en el Tartaro tres meses en compañía de Hades, como Reina del Tártaro, y los nueve meses restantes los pasaría con su madre Démeter. Hécate, la vieja Luna, se ofreció a asegurar que se cumpliera ese acuerdo y a vigilar constantemente a Perséfone. Robert Graves. " Los Mitos Griegos.


Aquí, nos podemos deleitar con esta escultura de Bernini. Las manos de Hades abrazando fuertemente a Perséfone.

2 comentarios:

  1. hola! puedes decirme cómo se llama el autor e la pintura en que un hombre se come su propio brazo?
    mi mail: info@sepiurcazukin.com
    gracias!

    ResponderEliminar