maribelsánchezmartínez9@gmail.com

martes, 13 de mayo de 2014

LA MONTAÑA DE VENUS. VENUSBERG Y TANNHÄUSER.

EN LAS PROFUNDIDADES DEL CORAZÓN ESTÁ "ELLA"






Esta es la historia que cuenta una balada popular que se cantaba en Alemania y que Wagner utilizó como argumento de su famosa ópera TANNHAUSER. En el siglo XIII, vivió en Alemania un caballero llamado Tannhäuser, que era un " minnesaenger", un poeta que vagaba entonando cantos de amor, según la costumbre de la época.
Esta leyenda se conservó en Alemania tiempo después de que el culto a los dioses fuese desterrado por el Cristianismo.
Tannhäuser descubrió en el Venusberg, una montaña y una cueva que le sirvió de refugio en una noche de tormenta, donde se hallaba el hogar subterráneo de la diosa Venus; allí pasó un año quedando atrapado por los encantos de la diosa y los placeres que le proporcionaban el abandono de la razón.
Una mañana, los remordimientos por haberse dedicado a estos placeres de la vida terrenal hicieron abandonar el Venusberg. Cuando se lo comunica a Venus, ésta le dice:

" Vuela hacia el frío mundo de los hombres,
de cuyas tristes y pobres fantasías nosotros,
los dioses alegres, hemos escapado
para refugiarnos en las profundidades
del corazón de la Tierra!
Ve, pues, pobre idiota!
Busca allí la felicidad, que jamás encontrarás!"

Cuando se alejó de allí, decidió hacer una peregrinación hasta Roma, para visitar al Papa Urbano IV, para que le concediese el perdón de sus pecados.
El Papa le dijo que ese perdón era tan imposible como lo sería que su báculo floreciese.
Tannhäuser, muy apenado volvió a Venusberg.
A los tres días de esta visita, el báculo del Papa floreció y el Papa mandó llamar al caballero, pero nadie supo nunca nada más de él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario